La Escuela de Medios Audiovisuales estrenará sede en el recinto de Can Batlló en septiembre del 2019

Sábado, 18 Mayo 2019

Betevé - Íngrid Colomer 

La Escuela de Medios Audiovisuales estrenará sede en el recinto de Can Batlló en septiembre del 2019

El EMAV pasará a tener más de 5.400 m², lo que permitirá acoger hasta 600 alumnos

El bloque 7 del recinto de Can Batlló ya está prácticamente listo para convertirse en la futura sede de la Escuela de Medios Audiovisuales (EMAV) a partir de septiembre. Las obras de rehabilitación de este edificio ya han finalizado y este sábado por la mañana los vecinos de la Bordeta han podido visitarlo, antes de que comience la actividad formativa.

Más espacio para ampliar la oferta formativa de la EMAV

 Hacía más de 15 años que la directiva pedía una ubicación definitiva para la escuela. Afirmaban que el edificio de la vía Laietana, donde la EMAV estaba intal·lada hasta ahora, se había quedado pequeña. Con el traslado, el centro pasará a ocupar más de 5.400 m². Este hecho permitirá ampliar la oferta de estudios en el campo audiovisual y añadir cursos de especialización y también espacios de cotrabajo. Esta ganancia de espacio permitirá acoger hasta 600 alumnos, mientras que ahora hay matriculados 425 estudiantes. Los próximos días se harán sesiones informativas en el mismo recinto dirigidas a los futuros alumnos, y el periodo de matriculación se abrirá del 29 de mayo al 5 de junio.

En las nuevas instalaciones, que constan de tres plantas, habrá, además de despachos y aulas, un estudio de fotografía, un plató de televisión, una sala de maquillaje y vestuario, salas de edición y locutorios de radio. También se ha habilitado un salón de actos con capacidad para cerca de 300 personas que está diseñada para que también pueda ser utilizada por las entidades del barrio.

Una rehabilitación respetuosa con los elementos industriales

Las obras, en las que se han invertido más de 12 millones de euros, han tratado de respetar el estado original de la fachada, de estilo industrial. Por ejemplo, ahora se ha resaltado la ornamentación de la cubierta con unas planchas de zinc.

 La rehabilitación, sin embargo, también ha permitido modernizar el edificio. Por ello se han incorporado placas fotovoltaicas y equipos de tecnología de aerogeneración para el frío y el calor para hacerlo más eficiente y sostenible.