El Centro de Limpieza del Parque de Joan Miró recibe la certificación Hojas Verdes del GBCe

Jueves, 14 Febrero 2019

ajuntament.barcelona.cat

El Green Building Council España (GBCE) considera que un edificio sostenible debe cumplir con las cinco Ps: perosnas, como calidad de vida y bienestar, prosperidad, como desarrollo económico local y justo, planeta, como protección a nuestro entorno; paz, como concordia y armonía y pacto, como implicación y compromiso entre todos.

Viernes día 15 de febrero a las 10:30 horas el comisionado de Ecología Urbana, Frederic Ximeno, recogerá el certificado Hojas Verdes que el GBCE ha otorgado al Centro de Limpieza del Parque Joan Miró.

El nuevo Centro de Limpieza del Parque Joan Miró, que se inauguró en mayo de 2018 como una instalación sostenible y funcional, centraliza los servicios de recogida de residuos de la vía pública de la Nueva Izquierda del Eixample. El edificio incorpora medidas de eficiencia energética para reducir el impacto ambiental que le han hecho merecedor de esta distinción.

 Así, el GBCe ha destacado en su evaluación del edificio la ubicación del Centro de Limpieza, la calidad ambiental del interior (teniendo en cuenta el aire, la luz, el ruido y el confort), así como la gestión eficiente de los recursos en términos de consumo de energía, agua y materiales. También se ha tenido en cuenta la integración social del edificio (la accesibilidad, la formación y la comunicación del centro) y la calidad técnica de los sistemas de monitorización, documentación y mantenimiento).

Siguiendo la línea de otros Centros de Limpieza de situados en el subsuelo, como Horta o Sant Gervasi, el nuevo parque de la Nueva Izquierda del Eixample cumple con criterios de sostenibilidad y eficiencia energética que contribuyen a reducir el impacto ecológico y ambiental. El soterramiento facilita el aislamiento térmico y acústico de las instalaciones de forma natural, lo que conduce a reducir el ruido en el ámbito del parque y evitar molestias al vecindario. Además, las instalaciones disponen de un sistema de energía geotérmica, iluminación de bajo consumo y aprovechamiento de aguas freáticas. Asimismo, se han reutilizado los materiales procedentes de derribo de la antigua plaza para construir el revestimiento de parte de la fachada.